La Matriz

Espacio conversacional indiano

Grupo de Cooperativas de las Indias

  • Es verdad que tenemos que pensar algo para ese poquito de lúpulo que queda más allá del uso como exfoliante… pero para una almohada vamos a tener que hacer muuuuuuuuuuucha cerveza, no? 😀

  • David de Ugarte ha comentado en la entrada, Ofrenda musical, del sitio Ruivaldivia hace 5 horas, 14 minutos

    Dios!!! Qué bueno!! Y que gran nombre para un personaje tipo Caplan en «Con la muerte en los talones».

  • David de Ugarte comentó sobre una actividad reciente hace 5 horas, 24 minutos

    Estoy de acuerdo en qué hay esperanza, pero ¿a qué noticia te refieres?

  • David de Ugarte ha comentado en la entrada, Ofrenda musical, del sitio Ruivaldivia hace 1 dia, 20 horas

    jojojo eso de que Federico de Prusia sea conocido «sobre todo» por una anécdota con Bach es un poquito exagerado, no te parece? 🙂

  • Gracias @jordila! Gracias @toni!!
    Le hemos preguntado a Silvana si se anima a preparar una ilustración para cada punto para hacer una edición en papel en forma de folleto y repartirlo en eventos en los que hablemos y demás… puede ser algo guapo… así que contamos con vosotros para distribuirlo!!

  • David de Ugarte ha comentado en la entrada, El Galeón de Manila, del sitio las Indias hace 2 dias, 14 horas

    Creo que @nat estuvo visitando la exposición en el Museo Naval (uno de nuestros favoritos madrileños) y la mayoría de fotos del post creo que son de ella, hechas allí.

  • Es parte de una portada de Jacobin… el diseño gráfico de la revista es claramente un hallazgo 🙂

  • Es la antigua fábrica de galletas Artiach! Te iba a encantar y la verdad es que han trabajado mucho!

  • Hace poco comentaba Daniel que se había aficionado a leer «The Jacobin». «The Jacobin» es una revista socialista estadounidense con las preocupaciones típicas del socialismo tradicional de base marxista. No so […]

  • Siiiiiiiii!!! Me encantó esa escena!!!

  • Por cierto, que casi prefiero esa visión escolar que cuentas, fácilmente matizable y criticable, a lo que veo que sucede ahora en a uni. El otro día en una entrevista una chica que había estudiado Humanidades nos decía orgullosa que no había estudiado Historia sino su crítica de género, es decir que el único elemento en común que había sacado de toda la Historia de la especie era… la permanencia del patriarcado. No les preguntes cuál es la diferencia de naturaleza sistémica entre patriarcado y capitalismo, porque ni siquiera reflexionaron sobre ello. Es idealismo del de toda la vida, claro, pero un idealismo sin virtud hegeliana alguna, incapaz de ver nada más que la teogonía de las comunidades imaginadas del género, la raz…[Leer más]

  • Ay! Ahí confieso mi sesgo, no los soporto ni a la EdF ni a Marcuse… me sale la fobia… y cuanto más pasa el tiempo más me doy cuenta de que, especialmente Marcuse, pero también sus compañeros francfurtianos fueron en realidad los armeros de esa nefasta generación del sesenta y ocho que destruyó a base de cinismo y banalidad las pocas cosas decentes del mundo de postguerra… de aquellos polvos sesentayochistas esta desigualdad, estas identity politics y estos trumps…

  • Qué liberador sigue siendo Marx, la verdad…

  • Más allá de la colección de nombres -con posturas contradictorias en cosas fundamentales- creo que lo que se vio con Diem25 fue un intento de apoyarse en la «nueva izquierda» en cada evento o acto local. Puede parecer lo natural, pero si no desarrollas una estructura propia en cada lugar, no hay proyecto político europeo basado en la coordinación de organizaciones nacionales que funcione y lidere nada.

    ¿Por qué? Por cosas muy pedestres: en el mejor de los casos eres la joyita de la secretaría de «internacional», que nunca corresponde al liderazgo dentro de cada partido u organización ni es la de más nutrido presupuesto, ni generalmente la que rompe el juego de los consensos dentro de una dirección política. En la izquierda tradi…[Leer más]

  • Han conservado los totems y la mitología de la URSS estalinista y post-estalinista. Mitología que defendía los intereses del capitalismo de estado imperialista ruso. Que en los 30 o los 40, incluso en la postguerra mundial, hubiera capas y grupos fuera del bloque soviético que pudieran confundir esos intereses con los del trabajo o los de «la paz»… bueno, es explicable aunque fuera una cagada histórica… pero que ahora confunda esos intereses con los del régimen autoritario de Putin, solo tendría explicación desde una fe casi religiosa o un antiamericanismo ciego (y fíjate que lo digo yo, que no soy precisamente acrítico con el anglomundo).

    Al final creo que la cuestión simplemente es que esos posicionamientos no son fruto de…[Leer más]

  • Lo mismo decía @ruivaldivia, lo que no sé es de quién es esa idea de linealidad que asociáis inmediatamente a la palabra. Desde luego de Marx no y de la generación de la IGM (Rosa Luxemburgo, Bujarin, etc.) tampoco, que llevo casi treinta años de empolle 🙂

  • De hecho, creo que habría que repasar el estalinismo y entenderlo sobre todo como un nacionalismo, desde el nacionalismo, no desde los movimientos obreros. Es algo que en parte se ha hecho, pero que la dimensión social de la guerra fría pasó a un segundo plano. La idea del estalinismo como un nacionalismo sin burguesía en el sentido clásico, como un nacionalismo «capitalista de estado» creo que es muy importante ahora, porque sin ella es difícil entender por qué volvemos y en qué se diferencian estos nacionalismos de los del siglo XIX y XX.

  • El otro día llegamos a la idea de que para hacer una Genealogía de la Abundancia no nos valía un relato histórico lineal, una mera cronología dividida en fases. En su lugar optamos por destacar una serie de «atr […]

    • Con esta serie me siento más cómodo leyendo la palabra “progreso” en el blog, se distancia del relato lineal (y triunfal) que culminó en los campos de exterminio nazis.

      • Lo mismo decía @ruivaldivia, lo que no sé es de quién es esa idea de linealidad que asociáis inmediatamente a la palabra. Desde luego de Marx no y de la generación de la IGM (Rosa Luxemburgo, Bujarin, etc.) tampoco, que llevo casi treinta años de empolle 🙂

    • Yo creo que del pensamiento ilustrado, Turgot, Condorcet, etc. y de aquí pasa a los etnocéntricos y aquellos que justifican el statu quo porque ellos están aquí y son los mejores porque son los últimos y herederos del progreso lineal, y su presencia queda legitimada así, precisamente porque gracias a ellos estamos donde estamos (pura tautología) y porque el hecho mismo de que estemos donde estamos y todos sea tan perfecto o lleve camino de serlo, justifica las víctimas o las injusticias cometidas. Es que en el colegio y en la universidad nos enseñan eso precisamente, todos los relatos son lineales, históricos, hagiográficos, como si todo fuera puro determinismo. Una mirada cibernética ayudaría a entender mejor la historia y el progreso. Si a ello le unes el darwinismo social pues ya tienes la clave de ese concepto lineal, determinista, inexorable y triunfalista del progreso.

      • Qué liberador sigue siendo Marx, la verdad…

      • Por cierto, que casi prefiero esa visión escolar que cuentas, fácilmente matizable y criticable, a lo que veo que sucede ahora en a uni. El otro día en una entrevista una chica que había estudiado Humanidades nos decía orgullosa que no había estudiado Historia sino su crítica de género, es decir que el único elemento en común que había sacado de toda la Historia de la especie era… la permanencia del patriarcado. No les preguntes cuál es la diferencia de naturaleza sistémica entre patriarcado y capitalismo, porque ni siquiera reflexionaron sobre ello. Es idealismo del de toda la vida, claro, pero un idealismo sin virtud hegeliana alguna, incapaz de ver nada más que la teogonía de las comunidades imaginadas del género, la raza, etc. incapaz de valorar la experiencia humana en términos materiales, de entender la diferencia en las relaciones de poder que se establecen en un marco de patrones culturales móviles y las que lo hacen en el corazón de las relaciones económicas (cuyos cambios no obedecen a voluntarismos sino a posibilidades factuales). En fin, que de una historia justificadora se ha pasado en la uni a una historia indignada y voluntarista al tiempo, aun más desempoderadora para el estudiante e invisibilizadora del capitalismo y su papel.

    • También aparece en la crítica que de la filosofía del progreso realiza la Escuela de Francfurt, por ejemplo Hockheimer y Adorno en la Dialéctica de la Ilustración, o también en El Hombre Unidimensional de Marcuse.

      • Ay! Ahí confieso mi sesgo, no los soporto ni a la EdF ni a Marcuse… me sale la fobia… y cuanto más pasa el tiempo más me doy cuenta de que, especialmente Marcuse, pero también sus compañeros francfurtianos fueron en realidad los armeros de esa nefasta generación del sesenta y ocho que destruyó a base de cinismo y banalidad las pocas cosas decentes del mundo de postguerra… de aquellos polvos sesentayochistas esta desigualdad, estas identity politics y estos trumps…

    • jaja. Entiendo que te caigan gordos. Yo no veo tan clara la conexión con los del seseintayocho. Bueno, es verdad que Marcuse sí. Pero los otros siempre cargaron con su experiencia traumática con el nazismo. Se creían herederos de la ilustración, orgullosos de haber vivido y haberse criado en el ambiente más culto del universo, y zas!, ahí mismo nace el nazismo y los campos de concentración, la inhumanidad más abyecta. Todo su pensamiento es un drama que a mí me mortifica y rehuyo, aunque también valoro muchas de sus páginas, pero ese tufillo elitista y escéptico no lo soporto. Os recomiendo la película de los hermanos Cohen, Ave César, sólo por las escenas en las que aparece retratada esta secta intelectual en un chalet californiano al borde del mar: casi se reconocen a Adorno y demás: SUBLIME.

  • Esa es la parte que más me inquieta. Uno pensaría que la izquierda aprendería mejor que la derecha las lecciones del siglo XX y volvería a su original antinacionalismo. Sin embargo, como la «nueva izquierda» no viene de lo mejor y más decente de la izquierda del siglo XX sino de las descomposiciones del estalinismo ahí tienes: entre luchar por un gobierno europeo, soberano y democrático de verdad y envolverse en las banderas nacionales para reclamar la denuncia de los tratados de la UE, eligen lo segundo…

  • jajaja! La verdad es que trabajar para Javier no solo es un orgullo sino que, cuando nos da de comer, es también un placer! Placer total además: sensorial, intelectual y estético.

  • Cargar más
El Correo de las Indias es el agregador de blogs de los
socios del Grupo de Cooperativas de las Indias:
F-83409656 (Sociedad de las Indias Electrónicas S. Coop.)
F-85220861 (El Arte de las Cosas S.Coop.)
G-84082569 (Las Indias Club)